La otra cara de Akaba II

Hace algunos meses comenzamos con una serie de entrevistas, cuyo objetivo principal era dar a conocer desde un ámbito más cercano la visión y la trayectoria de los integrantes de Akaba. 

En esta oportunidad, el turno es para Uxue Diez, quien es parte del equipo de comunicación y que nos cuenta desde su corta trayectoria, lo que significa para ella la marca y los cambios que ha vivido desde su incorporación a la empresa. 

Uxue from AKABA

 

Uxue Diez:

No llevo un gran recorrido, pero lo que he vivido, me ha servido para darme cuenta que este es un sector bastante dinámico y que el día a día nos puede sorprender a todos con nuevas formas de hacer y llevar a cabo nuestras tareas. 

Empecé en Akaba en julio de 2018, y solo puedo recordar la ilusión con la que comencé y la que mantengo a día de hoy. 

 

No todos los días son iguales, cada nuevo proyecto significa para mi un nuevo comienzo y un nuevo aprendizaje

Aunque no lleve mucho tiempo en la empresa, han sido varios los proyectos en los que he tenido la suerte de participar, pero si tengo que elegir uno, sin duda me quedo con el desarrollo de la nueva imagen de AKABA. 

Teníamos nada más y nada menos que la misión de mostrar una nueva imagen que reflejara lo que significa Akaba a día de hoy pero sin perder las bases de su comienzo y la trayectoria de años de evolución como marca y empresa. 

¡Esto significaba un gran reto por delante!

Nuestro sector ha cambiado mucho. Hemos tenido que desarrollar productos nuevos para adaptarnos a esos cambios y además necesitábamos cambiar nuestro posicionamiento en el mercado. 

Todavía seguimos trabajando en ello, pero es sin duda el trabajo más bonito e intenso que he realizado hasta el momento.

 

Hay algo en el desarrollo de esta nueva imagen que es difícil transmitir, pero que es uno de los valores que sin duda distinguen a Akaba

El trato y el valor hacía el trabajo de todas las personas hace que Akaba sea una empresa atractiva para quedarse y poder así crecer personal y profesionalmente. 

Creo que el éxito parte de que se da responsabilidades a los trabajadores y se confía en ellos. Como resultado, puedo decir que trabajo y formo parte de un equipo comprometido y motivado. 

 

Todos tenemos proyectos en los que estamos implicados directa e indirectamente. 

Trabajamos por equipos y la gran mayoría somos integrantes de más de uno, por lo que las tareas realizadas a lo largo del día son varias y muy diferentes. 

Desde comunicación, además de programar contenidos para los diferentes canales de comunicación de la marca, también atendemos varias tareas que se relacionan directamente con los clientes, como por ejemplo la gestión de los pedidos. Y de forma indirecta participamos en reuniones de desarrollo de nuevos productos.

 

La gestión de las personas no sería igual sin compartir experiencias y un buen café por la mañana...

Tengo que confesar que me gusta mucho la hora del café. Todos los días, alrededor de las 11, todos los compañeros de oficinas nos juntamos en nuestro coffee corner (respetando las distancias y tomando las medidas de seguridad correspondientes ;-) ). 

Es un momento que me gusta mucho, ya que charlamos de cosas que nos suceden fuera de la oficina y esto hace que nos conozcamos de una manera más personal. 

Además, somos todos bastante golosos y muchas veces solemos tener algún bizcocho o pastita para endulzar aún más el momento. ¡Nunca sobra nada!

Me encanta el café y dependiendo del momento del día, suelo tomarlo con leche y los demás, cortados. :)