Renovando espacios colaborativos I

No queremos cerrar el año sin hacer un especial de una de las colaboraciones que más aprendizajes nos ha dejado en términos de colaboración y co-creación. 

Se trata de la renovación de las instalaciones de la Universidad HUHEZI, en las que junto con BESTE Arkitektura hemos hecho parte del equipo encargado de dotar de nuevas funcionalidades los espacios de la Universidad. 

Hemos querido traer las opiniones de los arquitectos para entender su punto de vista y su forma de pensar a la hora de llevar a cabo la transformación del lugar. 

El punto de partida se da con la implementación de una metodología que implica a todas las personas involucradas y, que a su vez, da paso a una forma de valoración diferente del proyecto.

 

null 

 

Diagnostico compartido

" La arquitectura no «aparece» hasta que una comunidad interioriza realmente la necesidad de la misma. Por lo tanto, el proceso de diagnóstico compartido que arrancó en 2017 dentro de la comunidad del campus de Huhezi ha sido imprescindible para poder llegar al resultado arquitectónico final. 

La arquitectura comienza a desarrollarse desde un lugar de confianza, dejando prejuicios aparcados y sin caer en discusiones estilísticas que habitualmente provocan otro tipo de procesos de participación que se limitan a abrir un resquicio a la opinión de las personas para que éstas elijan un resultado estético u otro. "

- Beste Arkitektura -

 

null


Modelo participativo

La particularidad de este proyecto se centra en el modelo participativo, donde se da voz a cada individuo para dar forma y sentido a cada elemento que constituye el proyecto. 

En este sentido los arquitectos nos dan su opinión sobre el desarrollo de esta modalidad y nos amplían su visión de cara a futuros proyectos llevados a cabo bajo este mismo enfoque.

 

null 

 

"El modelo participativo que se ha llevado a cabo en Huhezi es totalmente trasladable a cualquier otro proyecto donde el impacto sobre una comunidad sea relevante. 

La comunidad que habita Huhezi está familiarizada con la cooperación y el trabajo compartido y, por lo tanto, ha sido un proceso fluido, enriquecedor y didáctico para todas las partes.

Estos modelos de diagnóstico compartido construyen sentimientos de pertenencia de las personas con la arquitectura que «aparece» al final del proceso, y es esto mismo lo que más conmueve como arquitecto, más que una imagen o un resultado más o menos aparente.

El edificio que hoy podemos visitar recoge el relato construido colectivamente y la arquitectura responde enseñando sus partes más crudas y adaptables, sus espacios más domesticados o su porosidad respecto a lo que ocurre fuera del edificio."

- Beste Arkitektura -

 

null 

 

Nuestra función

Más allá de la arquitectura, nuestra función como fabricantes de mobiliario colectivo jugaba un papel trascendental, que no hubiese sido posible sin el entendimiento del objetivo principal de la renovación del espacio arquitectónico. 


"La idea de utilizar el mobiliario de Akaba era dotar de cierto grado de sofisticación a los elementos-mueble del edificio. 

El edificio se muestra con cierto grado de crudeza en gran parte de sus interiores.  Creímos (y seguimos creyendo) que el mobiliario que ofrecía Akaba enlazaba perfectamente con la idea de ambivalencia de usos que reclamaba el nuevo edificio. "

 - Beste Arkitektura -

 

null 

 

Nos llena de satisfacción poder hacer parte de este tipo de transformaciones, donde hay un impacto positivo en la gente, y donde las ideas van más allá de lo establecido. 

Esta es solo una primera parte de la experiencia recogida en este proyecto, no te pierdas la segunda parte de este especial, en la que los arquitectos nos abren su parte más personal y nos relatan el aprendizaje obtenido durante la realización del proyecto.

 

Ver fotografías del proyecto